lunes, 16 de marzo de 2015

La comunicación de la ciencia en la Red

Número 55

La palabra ciencia etimológicamente viene del latín scientia, de sciens, que significa conocimiento, práctica, doctrina o bien su equivalente griego episteme, que significa saber o conocimiento, y con el que los filósofos griegos aludían al verdadero conocimiento, por oposición a un conocimiento aparente.
Ciencia en términos del diccionario es: f. Conocimiento cierto de las cosas por sus principios y causas.//2. Cuerpo de doctrina metódicamente formado y ordenado, que constituye un ramo particular del saber humano.//3.fig. Saber o erudicción. (Diccionario de la Real Academia Española, 1998: 472).
Como afirma John Best:
El término ciencia ha llegado a significar un método o actitud más que un conjunto de contenidos. Intentando aplicar los controles rigurosos de la observación sistemática y del análisis -propios de las ciencias físicas y biológicas- al campo de la conducta social, se han desarrollado las ciencias sociales. Los sectores de la economía, la antropología, la educación, la política, la psicología, la sociología y la psicología social (nosotros agregamos la comunicación) han sido reconocidos como ciencias sociales, al menos en la opinión de muchas autoridades. En tanto que esas áreas de estudio derivan sus funciones de la metodología y del espíritu científico, son ciencias.
Sin lugar a dudas, estas definiciones abren paso a un panorama más abarcador del término ciencia. Mas ciencia no es cualquier conocimiento, sino únicamente los saberes que han sido obtenidos sistemáticamente mediante una metodología: el método científico.
En la actualidad, con los planteos filosóficos del posmodernismo y la introducción de la idea de lo cierto y lo incierto; los epistemólogos refieren que la ciencia está constituida por teorías en perpetua revisión y construcción.
Se hará referencia también que dentro de este panorama científico descrito, se habla de las ciencias de la comunicación; que forman parte de las ciencias sociales y cuyo objeto de estudio es precisamente la comunicación en sí misma, como proceso y que empleando sus propios métodos de estudio y herramientas y también los de otras ciencias sociales afines, abarca un universo temático que va desde la comunicación intrapersonal, a la interpersonal, masiva y ahora la del ciberespacio. Aún siendo estos fenómenos estudiados también por otras áreas sociales.
Universo tecnológicoLos diferentes medios de comunicación, incluido Internet, nos informan sobre avances científicos, descubrimientos, inventos. Sin embargo, la relación existente entre ciencia y periodismo se remonta a varios siglos atrás.
Se menciona al siglo XIX como el momento en el que se establece este binomio como el actual y otros aluden a que ya en el año 400ª.C. se encontraban materiales de difusión científica. Sin embargo, dejaremos por ahora el relato histórico y nos ocuparemos de ver que sucede hoy con la comunicación de estos acontecimientos.
En la actualidad, transcurren tiempos de aceleración de producción de conocimiento científico, pérdida de barreras de tiempo y espacio. La ciencia viene transitando caminos de certezas y ahora también de incertidumbres. Existen un crecimiento de millones de materiales referidos a ciencia y fuentes donde encontrarlo, como así de bases de datos; situación que está influenciada por las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (NTIC) y ha modificado el panorama inicial de este periodismo científico. A ello se le suma el tema recurrente de la dicotomía entre científicos y periodistas.
Frente a las posibilidades que nos brinda por ejemplo Internet, donde al colocar la palabra "ciencia" en el motor de búsqueda (http://www.google.com.ar) nos da una entrada de 75.700.000 en 0,08 segundos; el trabajo de búsqueda y selección ya es arduo e imposible de abarcar en su totalidad: con sólo pensar en el tiempo necesario para poder leerlo como así también en la confiabilidad de los materiales difundidos; las páginas repetidas que aparecen, las páginas inexistentes, entre otras.
El periodista que desea comunicar hechos científicos debe contar con antecedentes sobre la temática a tratar y también para realizar justamente la selección y valoración necesaria. Asimismo, la multiplicidad de áreas científicas conduce a nuevos inconvenientes, ya que es imposible conocer todo de todo, motivo por el cual aparecen cada vez más subespecialidades.
Por lo tanto, para comunicar la ciencia, nos encontramos con algunos inconvenientes debido a la extensión y complejidad de la misma, la hiperinformación conseguida a través de las NTIC y los procesos de continuo cambio histórico.
Edgar Morin plantea la difícil tarea del hombre actual para poder estar informado en un universo donde se conjugan lo global, el contexto, lo complejo y lo mutidimensional y donde el planteo de las políticas en materia de ciencia y tecnología, tanto como de los medios de comunicación, transitan un nuevo camino. Por una parte las realidades locales, por la otra las regionales y globales; las reales y virtuales y finalmente un intento de convivencia entre ambas.

Ciencia y nuevas tecnologías
Diferentes son las realidades socio - político - económicas de los países latinoamericanos frente a los postindustrializados y estas diferencias repercuten directamente sobre la relación ciencia - individuos - medios; políticas públicas en temas de ciencia.
Los cambios permanentes en el escenario social, el contexto mundial globalizado, las modificaciones que acompañan a la implementación de las NTIC; llevan a buscar nuevas maneras de comunicar.
Una sociedad real conviviendo con una sociedad virtual. Y el periodismo científico intentando brindar caminos de certidumbres donde la falta de conocimiento tiñe de temor lo cotidiano. Temor a la bioingeniería, al desempleo, la inseguridad, los virus, la clonación, la hiperinformación, la falta de información o el acceso a la misma y lamentablemente, temor al ser humano, a su esencia y la falta de presencia en algunos casos, de comportamientos éticos que revaloricen a las personas en tanto seres humanos y la vida en sí misma.

Mtra. Marisa Avogadro Thomé. Investigadora Línea Externa, ITESM, Proyecto Internet, Campus estado de México, Revista "Razón y Palabra", Columna "Comunicarte", N55, junio 2007.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.