viernes, 31 de julio de 2015

Comunicar la seguridad en los espacios abiertos públicos

La autora sugiere una serie de medidas que, frente a la inseguridad reinante, es necesario adoptar para circular con mayor tranquilidad por las calles y espacios públicos.


Edición Impresa: jueves, 06 de diciembre de 2012

Por: Marisa Avogadro Thomé

Si te gusta caminar, correr, practicar deportes y estar al aire libre, pueden interesarte algunas ideas que me gustaría compartir. Hoy la seguridad es un tema de todos y realizar deportes en parques y diversos lugares al aire libre, siempre supone un riesgo.
Es cierto que desde diversas instancias sociales: públicas, privadas, ciudadanas, se deben aportar acciones para que vivamos seguros. También es cierto que, en materia de seguridad, como usuarios que somos de los lugares, nos corresponde el deber de tener conductas que contribuyan a hacer el espacio seguro. Por ser caminantes, o por llevar mascotas a pasear, no pasamos a ser “los dueños” de estos lugares.
En este recorrido de verdes, aire puro, paisajes que nuestra montaña y los viñedos tiñen con sus colores típicos, nos comunicamos, ponemos en común la geografía y las ganas de pasar un momento agradable. Y si comunicar es compartir, asociar, lleva implícita la idea de participación en interacción, en este caso, nuestro comportamiento para contribuir a la seguridad.
Por tal motivo, retomemos el concepto que he desarrollado y abordé en este espacio con anterioridad, el de la comunicación para la seguridad, una rama de la comunicación que se encarga de realizar el nexo de unión entre los ciudadanos, los organismos públicos y privados; empresas, entidades no gubernamentales, para generar lazos de unión y certezas, contribuir al bienestar de los individuos en el seno social y aportar alternativas de solución en temas de seguridad, tanto pública como ciudadana y privada.
Sugerencias a tener en cuenta
Sería importante repensar actitudes para favorecer la convivencia entre todos. Pequeñas modificaciones en la manera en cómo nos manejamos con el entorno, pueden hacer la diferencia y contribuir a nuestra seguridad.
Por eso, cuando vayas a algún parque, espacio abierto público, recuerda:
* Si caminas por el asfalto, conviene hacerlo en sentido contrario a la circulación vehicular, para ver de frente cuando viene el vehículo y correrse. Una calle es para transitar, por lo tanto, caminar tres personas a la par, por ejemplo, por más que sea un parque, no es lo apropiado ni seguro.
* Observa cuando tus niños juegan y al realizar deportes en el medio de la calle. Las calles internas de un parque siguen siendo calles de tránsito.
* Los conductores deben recordar las velocidades permitidas para circular.
* Llevar los objetos personales indispensables, de modo tal que no resulten llamativos para posibles oportunistas.
* Las mascotas deben ir “con el collar y la cadena colocados, y no la correa suelta en la muñeca del dueño, que va jugando con la misma.
* Los bebederos son para que las personas beban agua potable. A tu mascota llevale un recipiente para tomar agua.
* Si ves alguna situación irregular o estás siendo molestado por alguien, solicita ayuda inmediatamente.
* Procura realizar las caminatas, ejercicios, en recorridos concurridos; evitando horarios y espacios cuando el lugar está sin gente o bien muy alejado de la posibilidad de ser visto en caso de requerir ayuda.
* Respetar los carteles que indican lo que está permitido hacer y lo que no.
Como todo comunica, aboguemos por comunicar que somos seres humanos interesados en nosotros y los otros. Pensemos que la solidaridad es la llave de la seguridad y salva vidas. Como ciudadanos tenemos el compromiso de contribuir a una armónica convivencia social.
Mag. Marisa Avogadro Thomé. Consultora en comunicación estratégica y seguridad. Publicado en Diario “Los Andes”, Columna “Opinión”, en versión impresa y electrónica, 6 de diciembre de 2012. Disponible en: http://archivo.losandes.com.ar/notas/2012/12/6/comunicar-seguridad-espacios-abiertos-publicos-684026.asp
Las opiniones vertidas en este espacio, no necesariamente coinciden con la línea editorial de Diario Los Andes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.