jueves, 9 de julio de 2015

El tablero- cuento corto en el Día de la Independencia de la Argentina

   Peones y reyes se debatían la jugada. Una que otra reina se desplazaba orgullosa, entre el marfil y el ébano, mirando sigilosamente.
    Habían pasado varias horas desde que unos y otros se movían hacia adelante, hacia atrás, en diagonal. Meditando sin mediar palabra alguna sobre qué nuevo desplazamiento iban a realizar.
    Recordaba la célebre frase de que todo comunica. Miradas, silencios, olvidos, descuidos. Tiempo, incertidumbre, destino. País, personas, patria, desaliento.
    Se respiraba en el aire la tensión de  la jugada. Una tenue luz amarillenta iluminaba las piezas del juego. En un costado, la bandera celeste y blanca demostraba el sentimiento que los unía. En el otro lado: un mate de plata cincelado. Un sable brillante como el cuarto de luna que se alcanzaba a ver desde la ventana oval del cuarto casi desierto. Todo en una atmósfera cargada de tabaco chocolatado, de un habano que se consumía sin cewsar.
    El tablero tenía ahora sólo unas piezas. COn un sólo movimiento, los federales gritaron: ¡jake mate!

Marisa Avogadro. Escritora - Periodista. Publicado en "RazónArte" de "Razón y Palabra", www.razonypalabra.org.mx, México  y en www.cuentosymas.com.ar, Buenos Aires

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.