martes, 24 de noviembre de 2015

Cóctel errático - cuento gastronómico

   Esperaba la respuesta a la pregunta que era simple, sencilla, como era su costumbre   El tema es que había colocado en la coctelera casi todos los ingredientes que en la vida cotidiana, acostumbraban a utilizar las personas que no podían ponerse en los zapatos del otro y faltaba solo el ingrediente que era secreto. Quería saber cómo sería un trago de este estilo, el que realmente no disfrutaba de ninguna manera.
   Siguiendo la preparación de la gente especialista en el tema, puso primero varios hielos de impiedad, para que al mezclar este batido, tuviera suficiente agua y frio la mezcla . A continuación, le agregó un vaso grande de manipulación, para al decir de los entendidos: conseguir “patear el tablero”.
   Luego varias cucharadas de actitudes erráticas, para que cuando las personas lo probaran,  quedaran lo suficientemente desorientadas.  Le siguió  una copa grande de irresponsabilidad y mucha soberbia, de modo que los demás sintieran presión e impaciencia.
   Finalmente, mezcló enérgicamente todos los ingredientes, para obtener un sabroso cóctel como de pimienta.
   Y si ya llegó al final de la receta y tuvo la dicha de solo probar un sorbo de esta mezcla, está a tiempo de no terminar con el contenido de la coctelera. Y recuerde: esta bebida está prohibida para personas con corazón funcionando, en su perfecta manera.
  Cualquier parecido con la realidad, es mera coincidencia y si le invitan a beber un cóctel  errático, piénselo antes de la próxima fiesta.

Marisa Avogadro. Periodista. Escritora. 24 de noviembre de 2015.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.