sábado, 2 de abril de 2016

2 de Abril: Día Internacional del Libro Infantil

   Podemos viajar en el tiempo, imaginar el cuarto de luna que en mil formas se sugiere; compartir un besito volador y recorrer el mundo en una burbuja multicolor.  La literatura infantil nos da la posibilidad de crear y recrear con magia los hechos cotidianos. 

   La Organización Internacional para el Libro Juvenil (IBBY), organización sin fines de lucro, frundada en Suiza en el año 1953; institutó desde el ao 1967 al 2 de abril como Día Internacional del libro infantil, en conmemoración del natalicio del célebro escrito dané Hans Christian Andersen.
    Andersen nació en Odense, Dinarmarca el 2 de abril de 1805 y falleció en Copenahgue, Dinamarca, el 4 de agosto de 1875. Escribió unos 168 cuentos entre los que se destacan: La sirenita, El patito feo; Las zapatillas rojas; El soldadito de plomo, entre otros.
     Este año 2016, el lema establecido para el Día Internacional del Libro Infantil es: Erase una vez... Para leer más acerca de este día pueden visitar la siguiente página web: http://www.oepli.org


    Les comparto en este día algunos de mis cuentos y poesías infantiles. 


Besito volador cuento

      Juntó sus tres dedos como si fueran un corazón. Los acercó a su boca y con un chuic mandó un besito volador.
      El besito volador no era como cualquier beso. Era uno especial. Viajaba a través del aire, con la brisa y con el viento. Se mecía en las hojas de las vides y jugaba a la mancha  escondiéndose entre  los racimos de uva.
     Donde llegaba, todo lo inundaba de ternura. Las mejillas de los niños. Los rostros de los ancianos; los adolescentes, los adultos . Todas las personas querían recibir un besito volador. Y la única condición para ello, era desearlo de corazón.
    Así que si estás leyendo estas letras, seguramente en cualquier momento te llega este envío de amor: ¡Chuic!. Ya tenés tu besito volador.


Gotitas de lluvia

Gotitas de lluvia
pequeñas, cristalinas.
Tic, tic, en la ventana,
me dicen cantarinas.

Redondas,  redonditas,
se  giran y se resbalan.
Se unen y cantan rondas
y  juegan con las hadas.

Clin, clin, llegan a tierra,
y una rosa las reclama.
Las flores a la espera,
de abrirse en las ramas.

Esferas diminutas,
por mis dedos se escapan.
Pido un deseo y una mariposa,
lo atrapa.

Tic , tic, suenan las gotas,
de nuevo en mi ventana.
Gotitas cristalinas
me dicen: - ¡hasta mañana!
Marisa Avogadro Thomé. Periodista - Escritora

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.