miércoles, 15 de febrero de 2017

El beso de los delfines - cuento corto en el Día de los Enamorados

Llegó la hora. Las aguas del mar están subiendo. El sol está enrojecido en el horizonte. Estoy parada a la orilla, con mis pies descalzos sobre la blanca arena. ¡Es todo tan inmenso!

Las olas se mueven despacio como una caricia y un caracol roza mi pie. Estoy aquí, a la hora indicada, con un ramo de flores también blanco, esperando el momento en que me dijo la hada que lo debo arrojar.

Siento ruiditos cada vez más fuertes. Ya llegan. Hoy es el día. Ahí se asoma lentamente una pareja de delfines. Chuic, chuic!!, se escuchó. Sus enormes y elegantes cuerpos azules se levantaron sobre el agua y formaron un corazón al momento de darse un beso.

El mar estaba azul - celeste claro y una suave brisa nos acompañaba. El tiempo parecía detenido y los caballitos de mar formaban una ronda junto a la pareja de delfines. A la distancia, parecían esmeraldas brillando en un collar unido de espuma. La tierra daba las gracias por tanto amor y todos, animales y plantas, contemplaban la escena.

Temblando de emoción, también besé el ramo de rosas y jazmines impecables y perfumados que sostenía en las manos y las lancé al agua.

Estaba cumplida la ceremonia. El Beso de los Delfines auguraría amor y prosperidad para todas las parejas que se aman, hasta el próximo ¡Día de los enamorados!

Marisa Avogadro Thomé. Periodista - escritora. Disponible en: http://www.razonypalabra.org.mx/anteriores/n43/mavogadroRA2.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.